martes, 12 de febrero de 2013

EXTRAESCOLARES



Se habla mucho, largo y tendido de las tareas, las clases complementarias y las extraescolares de los niños. Los psicólogos, psiquiatras, pedagogos, aficionados, políticos y naturopsicópatas, todos opinan sobre el particular. Se habla de que los niños no dan abasto, los niños tienen estrés, los niños tienen que jugar, los niños no pueden aprender tantas cosas.... y de las madres, qué????

No hay cosa más favorecedora de la úlcera de estómago y la dermatits extrema que la agenda de tu hijo. Como además de activo, te salga sociable, estás perdido, porque te pasas los días organizando el tiempo para llevarlo a todas partes. Yo tengo la suerte de que las actividades deportivas de mi hija son a mediodía, entre clases. Dos desplazamientos menos. Luego está el ballet, que los viernes tarde, así que es un día menos ajetreado, la única tarde que yo no trabajo; y por ahora el pequeño no ha entrado en la onda de las actividades extraescolares... pero cuando además tienes que combinar tu propia agenda infernal con la de ellos las cosas ya son muuuy complicadas.

Mi horario es temible, como precisamente trabajo en el mundo de las actividades extraescolares, tengo que acoplarme a la agenda de LOS OTROS niños. Y aquí intervienen los Abuelos, porque la agenda de PadredelasCriaturas es infinita también, o cuando menos, imprevisible. Pero la Agenda, el Control, es mío. I`ve got the Power!! Así que a mi me toca, como a casi todas las madres, la planificación.

Y en qué consiste? Pues básicamente en apuntarlo todo, poner alarmas en el teléfono y contrastar las agendas de los demás... ¿Puedes llevar al niño a un cumple este día? La dirección, el teléfono, el regalo. ¿Podéis acercar al dentista a la niña el lunes, que tiene revisión? El aparato, los comentarios, las dudas--- Pregúntale Cono, que tiene examen!; puedes quedarte en el cole después de clase? que es la Jornada de la Solidaridad... en fin, que deberíamos hacer una agenda colectiva en google y nos quitaríamos de tanto quebradero de cabeza...

Y miedo me da el año que viene, cuando los dos estén en primaria y sean dos agendas lleeenas de actividades las que tenga que conjugar con la mía.... y con la de Papá... y con la de los Abuelos.... Ay Omá!! 

4 comentarios:

  1. Este tema, efectivamente tan comentado ... pero sin llegar nunca a ninguna solución ... me supera. Es por lo único por lo que en estos 15 años de maternidad ha conseguido que me arrepintiese de tener hijos! Por qué todas las familias cuando va llegando septiembre se alegran?? Yo entro en depresión conforme va finalizando agosto, pero de verdad que me tiro una semana llorando "amargá de la vida" sólo de pensar que entro en un nuevo ciclo de todo lo que comentas...
    Y mi pregunta es: ¿mi madre nos llevaba agenda? la respuesta es no, que todo esto de las extraescolares, las fiestecitas del cole, etc... no se estilaba tanto y, claro, había que tener en cuenta que ibamos a clase por las tardes, con lo cual estaban descartadas salvo algún deporte un par de días, poco mas.
    Y por qué tenemos que llevarles la agenda? exámenes, trabajos plástica (sí, esos que todos los profesores saben que hacen los padres), cumples, fútbol, aikido, inglés, etc. etc. ahhhh y busca un hueco de vez en cuando para llevarlo a revisión del niño sano o tu pediatra te insinuara que hay que ver que mala madre eressss que nunca llevas al niño!!! y el tratamiento maloclusión del dentista, que aún no me he enterado para que sirve exactamente pero me tiene arruinada. Odio el invierno porque los días son muy cortos y no me da tiempo a nada y odio la primavera porque son mas largos y me da tiempo a matarme mas.
    Viva el verano, las vacaciones y los 50 grados de Córdoba !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmela!!! tomátelo con calma, que ya queda menos!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. LA TITI es la segunda de a bordo de todo el tinglado, of course...

      Eliminar

Cuéntame.....